LUNES 28 DE NOVIEMBRE HUELGA ESTATAL DE 24 HORAS EN EL CONTAC CENTER

La CGT, presente en la mesa de negociación del convenio colectivo del Contact Center, antes Telemarketing, y que afecta a más de 80.000 trabajadores en todo el país, hemos convocado Huelga de 24 horas para el lunes 28 de noviembre, al igual que otros sindicatos con implantación en el sector.

Para la CGT el principal motivo que nos han llevado a esta nueva convocatoria de huelga, continuidad de las jornadas de paros que se han estado realizando y seguidas mayoritariamente por las plantillas, es que se llevan 23  meses de negociaciones del convenio colectivo y los únicos planteamientos empresariales son más recortes en derechos y contención salarial, en un sector en el que la precariedad laboral y los derechos sociales ya están bajo mínimos para los trabajadores, pero los beneficios empresariales no paran de aumentar. El resto de sindicatos presentes en la mesa de negociación del convenio también convocan las 24 horas de huelga.

El absoluto bloqueo a las propuestas de la parte social en la negociación del VI Convenio de Contact Center por parte de la patronal del sector (Asociación de Contact Center Española, perteneciente a la CEOE) y la pretensión de una nueva congelación salarial en 2015 y una raquítica subida salarial del 0,7% durante los próximos años, forman parte de las propuestas patronales. CGT recuerda que el Convenio de Contact Center está vigente en ultraactividad, con el sueldo congelado desde el 1 de enero de 2014. Además estamos soportando, la ilegalidad de varias cláusulas del convenio colectivo que la patronal se niega a cambiar.

Este sector está dominado por multinacionales y por empresas de servicios, y es uno de los sectores con peores salarios en el mercado laboral, entre 600 y 800 Euros al mes para jornadas completas, y la inseguridad constante de permanencia en el puesto de trabajo.

La CGT exige la subrogación de los puestos de trabajo, pues los cambios y sucesiones de empresa son constantes y provocan que  los trabajadores pierdan su antigüedad y sus derechos aunque realicen el mismo trabajo;  se aplican jornadas con pocas horas de trabajo o jornadas partidas que no permiten la conciliación familiar; se encadenan los contratos en lugar de fomentar la estabilidad, y, además, la administración decreta unos servicios mínimos del 100% en algunos servicios vulnerando el derecho de huelga de trabajadores que ni tienen un sueldo digno ni unas condiciones estables, siendo bochornoso que la administración solo se preocupe de la calidad de los servicios que ofrecen estas empresas cuando los trabajadores realizan huelgas, desentendiéndose el resto de los días del año.

CGT apuesta para que el nuevo convenio acabe con la precariedad laboral que existe en el sector del Telemarketing. Dicha precariedad se expresa no solo en ínfimos salarios, sino en los redactados de convenios anteriores que contienen cláusulas que facilitan aún más los despidos de lo que lo han hecho las últimas reformas laborales. La alta temporalidad del sector, así como la proliferación de las jornadas parciales, son otros de los principales problemas que existen, y para los que CGT opina que es imprescindible buscar soluciones.