Crónica de la concentración frente a la catedral de Barcelona

Una veintena de afiliad@s de la CGT de Barcelona hemos realizado una concentración frente a la catedral de Barcelona, en conmemoración del 8 de Marzo, Día de la Mujer Trabajadora. No hemos podido realizar la performance que teníamos preparada por la fuerte lluvia y nevada que nos ha caído, pero si la concentración, con pancarta, preservativos, etc.

La CGT escogimos la catedral de Barcelona por ser el símbolo de la Iglesia Católica, un estamento que reiteradamente y a través de su historia ha tenido una actitud de intromisión sobre los derechos de las mujeres.

En pleno siglo XXI, el clero sigue interfiriendo en temas como el aborto, los anticonceptivos, las relaciones sexuales, las relaciones de pareja, etc. y como siempre utilizan el miedo, la amenaza y la coacción, prometiendo la excomunión a quienes aprueben la Ley del aborto (excepto al Rey);  en otras épocas les hubieran enviado a la Santa Inquisición y a la hoguera. Todo ello recibiendo 241´3 millones de Euros de subvenciones del estado.

La iglesia sigue siendo uno de los estamentos con más poder económico. Entre sus propiedades hay medios de comunicación,  edificios, tierras e inversiones económicas. Son uno de los mayores terratenientes y propietarios del país, actúan como un poder fáctico utilizando los medios de comunicación para atacar cualquier decisión que no entre en sus rígidas y arcaicas normas.

La CGT, proponemos que frente a la resignación, la lucha es una necesidad vital para romper este marco que nos encorseta y empobrece nuestros principios. Sólo luchando podremos alcanzar un modelo de sociedad de personas  plenamente libres, igualitaria y participativa. Hemos de acabar con una sociedad basada en los liderazgos, la sumisión, la opresión,…… y que imposibilita la participación activa en las tomas de las decisiones.

La CGT afirmamos que tenemos el derecho y la obligación de transformar esta sociedad en otra donde la Justicia, la Igualdad y la Libertad sean sus principios.