CONCENTRACION EN EL PALAU ROBERT (Passeig de Gracia 107) JUEVES 24 DE NOVIEMBRE A PARTIR DE LAS 9 DE LA MAÑANA

CONCENTRACION EN EL PALAU ROBERT  

 

En defensa de un servicio público y de calidad

para la infancia en peligro de exclusión social

No a la disminución de 528.000Euros  de euros

por parte de la Generalitat

 

Esta concentración se convoca en defensa de un servicio público y de calidad para familias en riesgo de exclusión social. La Generalitat pretende disminuir la partida presupuestaria que se destina en la actualidad de 472.000€ por cada “Casa d'Infants” y que pase a ser de 424.000 Euros, lo que supone una bajada total de 48.000 Euros en cada casa, y un recorte presupuestario total de 528.000 Euros, lo que provocara una disminución en los menores atendidos y del trabajadores en cada centro, cuando es un servicio que en algunas casa hay lista de espera. 

 

El objetivo principal del servicio es dar a las familias el apoyo necesario que evite la separación
de los hijos e hijas y/o la posibilidad del regreso a casa de los menores institucionalizados.

 

Si un dinero está bien destinado, es el que se dedica a la prevención y más, si es para menores de entre 3 y 18 años y sus familias, que por diferentes motivos socio-económicos y/o familiares, se ven desbordados por situaciones que requieren una intervención especializada.

 

El proyecto de “Cases d'Infants”, es gestionado por FASI (Fundacio Acció Social e infancia), una entidad sin ánimo de lucro, cuyos medios económicos le provienen de la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (DGAIA), organismo que supervisa y evalúa el proyecto y que recientemente ha anunciado el recorte presupuestario. Dicho recorte, será ejecutado por la entidad privada FASI, con lo que comportará una reestructuración profunda del servicio.

 

El proyecto consta de 11 casas residenciales distribuidas por diversas localidades de Catalunya.  Cada una de las casas tiene una plantilla de profesionales formada por 2 trabajadoras familiares, 6 educadores sociales y un equipo técnico formado por un psicólogo y un pedagogo,  estos últimos actúan simultáneamente en dos casas. El proyecto también cuenta con un trabajador social. Los profesionales atienden durante las 24 horas los siete días de la semana a 10 menores en cada una de las casas.

 

Mediante un trabajo educativo, una atención individualizada y la promoción de las capacidades parentales de la familia, haciéndola partícipe de su proceso, se generan cambios positivos en las dinámicas familiares, aumentando las posibilidades de retorno al domicilio familiar. El total de menores que se están atendiendo en la actualidad en  las Cases d'Infants es de 110.

 

Con el recorte presupuestario las “Cases d'Infants” pasarían a tener solamente 8 plazas, haciendo peligrar la calidad técnica del proyecto, además de una mayor precarización del actual servicio y de las condiciones laborales de los trabajadores, dándose una menor atención personalizada

 

Consideramos que el proyecto de abrir más casas por el territorio es correcta siempre y cuando se respeten las 10 plazas existentes por cada “Casa d'Infants” y el actual modelo de proyecto que respete las ratios actuales, apostando por los profesionales ya existentes así como la estabilidad y calidad que ha dado a las familias que han sido atendidas a lo largo de estos 6 años.